Tiempo en Buenos Aires

El tiempo - Tutiempo.net

Cuando se es cura y después, todo lo demás

Por Leonardo Cajal

Me recibió una enorme Parroquia de la calle Kloosterman, sabía que este encuentro no iba a ser uno más, todo suena distinto cuando se está entre la memoria de un mártir del movimiento obrero, aunque sea solo por el nombre de una oscura calle, las nostalgias del rechinar de las vías de la vieja estación de Chingolo hacen el resto. Lanús es un pago chico, pero de infinitos universos.

 

Una reja que divide y del lado de adentro la figura de un hombre delgado que me dice, -me cambio y empezamos, el Padre Juan Rega. Entro, espero y contemplo la inmensidad del espíritu, se saca las alas, las cuelga por un rato y me invita a pasar, de pronto la palabra se hace lugar entre el silencio, y en el silencio que se pierde, solo hay que escuchar.

 

¿Qué te llevó a ser cura?

 

Es un camino largo, en primer lugar las ganas de seguirlo a Jesús. Lo descubrí acercándome a la parroquia del barrio de mis viejos, ahí había un cura joven que se llamaba Sebastián y que laburaba mucho por los pobres y el barrio, eso a mí me cautivó, a tal punto que me enganché en la parroquia.

 

Después seguí mi rumbo, hasta que Sebastián me propone sumarme a trabajar en Villa Ilaza dando apoyo escolar y es ahí cuando me entré a enganchar de una manera inexplicable. Fue eso lo que me cautivó, la Iglesia de los pobres que cambió mi mirada de la Iglesia.

 

Vos haces referencia a la Iglesias de los pobres, entiendo que si la hay debe de haber una de los ricos?

 

No, la Iglesia de los pobres es la iglesia de Jesucristo, cuando digo Iglesia de los pobres digo la Iglesia de Jesús. No creo que haya dos Iglesias, creo que hay una sola, y creo que dentro de la Iglesia hay gente le cuesta entender esto, pero pasa como en toda familia, siempre hay algún tío borracho. (risas).

 

Estoy convencido que la Iglesia de Jesús es la Iglesia de los pobres; acordate lo que dice Francisco cuando asume “quiero una Iglesia pobre y para los pobres”, porque Francisco tiene la convicción interior de que esta Iglesia es la Iglesia de Jesús y es la Iglesia que Jesús quiere.

 

Esto tiene que ver como uno entiende el poder, y en esto no hay que ser ingenuo, todos nosotros nos movemos en estructuras de poder y Jesucristo al poder lo entiende como servicio, por eso en la última cena le lava los pies a los discípulos, el texto bíblico dice “Yo que soy amo y Señor y les estoy lavando los pies a ustedes; ustedes tienen que hacer lo mismo, porque el verdadero poder está en el servicio” y en la lógica de Jesucristo el poder es el servicio, eso es lo que me empodera, el servicio a Jesús y a su pueblo.

 

¿Pero cómo se hace para que Jesús llegue a un pibe al que no lo llega un plato de comida caliente?

 

Bueno, haciéndole llegar un plato de comida caliente, empecemos por ahí, no puede hablarle de Jesús a quien no ves si no te doy un testimonio de amor concreto y de confianza concreta.

 

¿Y cómo viene ese trabajo hoy?

 

Difícil, acá en la parroquia tenemos un merendero que funciona los lunes, los martes y los jueves donde están merendando alrededor de 300 pibes, recibimos una pequeña ayuda del Ministerio de Desarrollo de la Nación pero la verdad es poco, son 6 u 8 pesos por pibe para una merienda reforzada y una infusión caliente. Pensá que nosotros les damos una leche chocolatada, un café con leche, con un sándwich de milanesa y en algunos casos dos o tres, porque los chicos vienen con hambre y a veces unas porciones de pizza o una tarta; es una merienda con cara de cena.

 

Y los martes a la noche estamos saliendo a hacer una recorrida con un grupo de hermanos de la parroquia, un grupo muy lindo,  que le llamamos “la noche de la caridad”; y que se entienda, caridad no es dar un paquete de fideos a un chico que tiene hambre, caridad es amar, caridad es una palabra que viene del griego “caritas”, que es amor, es la noche del amor al encuentro del otro. En esta noche de la caridad le llevamos un platito de comida caliente a un montón de amigos que se encuentran en situación de calle.

 

Y por otra parte los lunes estamos haciendo una recorrida donde trabajamos con chicas en situación de prostitución y lo hacemos los lunes a propósito, porque considero que las que laburan los lunes están en la lona, le llevamos un bolsito de comida y tratamos de establecer un vínculo distintos al que muchos entablan con ella.

 

Todo esto que te cuento es lo que le otorga cotidianamente sentido a mi vida, es muy importante todo esto, la olla, el merendero, la situación de calle, el trabajo con las chicas, para mí eso es lo central del cristianismo. “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis” (Mateo. 25)

 

Nos interesa profundizar algunos valores, y que la gente pueda comer en familia, entonces vienen a buscar la vianda y se la llevan, primero porque me parece que es más digno comer en tu casa que comer en el comedor de la Iglesia y segundo porque si vos no le querés contar a tus hijos que viniste a pedir la comida porque no tenés laburo no se lo tenés que contar, porque a lo mejor te da vergüenza, eso queda entre nosotros y vos.

 

Los medios reflejaron al Laudato Si como una encíclica verde, pero Francisco ahí hace una de las manifestaciones más revolucionarias y críticas hacia el capitalismo, al consumismo inmoral.

 

Laudato Si tiene que ser conjugado con algunos discursos de Francisco y uno entiende el pensamiento político social del Papa, hay que leer la Evangelli Gaudium que es la primera encíclica de Francisco y es la Encíclica programática, ahí describe el proyecto político, como el plan Quinquenal,  y explica cómo entiende a Jesucristo y al Evangelio. Eso es revelador para entender la clave de Francisco.

 

Por otra parte hay que leer los discursos del Papa cuando le habla a los movimientos Populares, el discurso de Bolivia, “este sistema no se aguanta más” dice Francisco, esa declaración es tremenda. Y Laudato Si es una encíclica con profunda incidencia social, donde dice muchachos paren la mano, ahí te das cuenta que al Papa no le importa meterse con el orden económico mundial.

 

Nombrar a Francisco y al plan Quinquenal nos dice mucho, ¿cuál pensás vos que es el mandato de Francisco?

 

Bueno para eso hay que remontarse el día que salió al balcón en la plaza de San Pedro y analizarlo, porque a Francisco hay que entenderlo desde los gestos y desde las palabras. Si lo queremos entender solo desde las palabras nos quedamos cortos, si lo queremos entender solo desde los gestos podemos entenderlo mal, pensá que es el Papa que sale al balcón y lo primero que hace es pedirle la bendición al pueblo, es un Papa que viene a romper con una estructura de poder diciendo “el poder es el servicio”, el cree y lo dice que es el Obispo de Roma y no el Sumo Pontífice, un Papa que viene a decir que él quiere una Iglesia de pobres para los pobres.

 

Esas son en líneas generales las claves de su papado, la Iglesia de pobres, el poder como servicio y una Iglesia abierta como un gran hospital de campaña que sale al mundo para sanar las heridas de la humanidad. Y creo que está haciendo una linda tarea.

 

Dice Mugica “Creo que si en este momento un cristiano no hace algo eficaz para que acabe la tortura en nuestra Patria, ese cristiano es un cotorturador de sus hermanos, porque en la medida en que no hago algo positivo soy cómplice”.

 

Claro, el cristianismo es una religión profética y el profetismo es eso, es denunciar la injusticia, porque el cristianismo tiene una profunda incidencia histórica y si bien estamos llamados a una liberación final y trascendente, también estamos llamados a ser cada día más humana nuestra vida, porque Dios quiere eso que nuestras vidas sean cada vez más humana y eso hay que ponerlo en acción. Mejor que decir es hacer y mejor que prometer es realizar.

 

La Iglesia ha tenido un papel preponderante a lo largo de nuestra historia, Alberti durante las Invasiones inglesas y la Revolución de mayo, 20 curas participaron del Congreso de Tucumán y ni que hablar de Fray Luís Beltrán, planificando el cruce de los Andes y siendo simiente de la industria y el último es Mugica, la pregunta es ¿qué pasó con la participación política de la Iglesia?

 

Por supuesto, y si nos vamos un poco atrás te encontrás con un Bartolomé de las Casas, un cura de un papel preponderante para finalizar con la esclavitud de los indios, pensá que lo convence al Rey de España de que los indios son personas y tienen almas y se lo muestra, le dice ve rey tocan el violín, yo les enseñé a tocar ¿te das cuenta? Pensá que hubo curas que se jugaron el lomo. A veces tenemos una imagen como la que plantea la leyenda negra, y si algún cura hijo de puta habrá habido, pero que hubo curas que se jugaron el pellejo, de eso no hay dudas.

 

Vos ves la obra de los jesuitas, tradujeron el Evangelio al guaraní, y la mejora de vida.

 

Pero volviendo a la pregunta creo que cada uno es hijo de su época, Mugica es hijo de la modernidad y la modernidad tiene una vinculación política e histórica distinta a la posmodernidad, nosotros somos posmodernos y nos vinculamos a la historia como posmodernos.

¿A que te referís con posmoderno, porque se me viene Bauman?

 

Y si pensás en Bauman, hace una fuerte crítica a la posmodernidad, o por lo menos hace un análisis donde la deja bastante mal parada. También nuestros vínculos, nuestras instituciones, nuestras democracias se ven de alguna manera, sin embargo hay actores políticos, lo que pasa, es que también nosotros entendemos por un proceso de reflexión por compromiso con la historia, que en este momento el lugar del mundo político es para la Iglesia pero para los laicos; porque entendemos a la Iglesia no desde los Obispos y los curas nada más, cuando te digo Iglesia pienso en los pibes de acción católica que tengo acá en la parroquia de los cuales muchos militan en política, o cuando te digo Iglesia pienso en los pibes que están militando en la agrupación de Jorge Ferraresi en la EVA Perón, que muchos son de acción católica que los tuve yo como pibes y hoy son grandes dirigentes políticos universitarios o son funcionarios o son concejales.

 

Cuando yo digo Iglesia pienso más que en los curas. Y por otro lado pensar que desde hace 10 años a esta parte estamos viviendo en Argentina y en Latinoamérica procesos políticos que nos sacan de la liquidez de las instituciones y que eso abre el juego a la participación de un montón de actores.

 

Hay muchas cosas que hago yo que no las puede hacer otro, lo que quiero decir es que intendente puede ser cualquiera, pero entrar en la vida de un tipo desde el lugar que entra Jesús por medio nuestro, y bueno es un lugar que Jesús me regaló y me hace muy feliz.

 

Lo que hace la porsmodernidad es que sea mucho más difícil visibilizar los compromisos, no digo que no haya compromisos en la posmodernidad sino que son muchos más volátiles. En síntesis ¿hay curas que se comprometen políticamente? Si los hay pero son muchos menos visibles que antes.

 

De las Villas lo único que hay erradicar es la miseria como decía Mugica ¿Sostenes eso?

 

Si claro, plenamente, mirá, yo vengo de un barrio de clase media, de una familia acomodada y te aseguro que en ninguno de los lugares donde estuve vi tantos valores de comunión y solidaridad como los vi en cada uno de los barrios humildes donde viví, Villa Tranquila, Villa Sapito.

 

Yo creo que la cultura urbana tiene mucho que aprender de la cultura villera en cuanto a vínculos, a lazos y solidaridad, en cuanto inclusión e integración.

 

Lo cultural de lo villero no tiene que ver con el rancho de nylon y cartón sino con los valores que se están escondidos en el corazón de la gente, ahí te das cuenta que lo que hay que erradicar es la miseria, la indigencia, porque eso deshumaniza.

 

¿Entonces te parece que debamos dejar de combatir a la pobreza para empezar a combatir a la riqueza?

 

Me preguntas esto y no puedo dejar de pensar en el presidente Macri, cuando en el último trimestre creció el consumo de vehículos de alta gama y bajo el consumo de lácteos, eso está mal, hay que laburar para que los que hoy tienen mucho ayuden a los que no tienen nada y compartan con los que no tienen nada.

 

Perón decía en un discurso a unos terratenientes, “muchachos yo también tengo campos y no me quiero quedar con el de ustedes, lo que quiero es salarios dignos, que traten bien a sus trabajadores” y ayudar a los trabajadores es darle un salario digno, es darle paritarias, es darle vacaciones pagas, es que no haya flexibilización laboral, digo, que haya oportunidades para todos. Que los maestros no tengan que salir a mendigar un aumento con paros y movilizaciones para tener un salario digno. Bueno me parece que son valores que se construyen de esa manera, al menos no sacándole la comida de la boca al pueblo.

 

A mí me gustaría contarle esto a quienes nos gobiernan, lo que la gente dice “yo me aguanto laburar más horas pero lo que no me aguanto es no poder darle de comer a mis hijos, no poder comprarme la garrafa, no me aguanto tener que salir a pedir, no tener para pagar la luz”.

 

Estos tipos le sacaron la comida de la boca al pueblo, y eso es terrible, eso clama el cielo.

 

El jefe de la Iglesia piensa así, y mucha iglesia piensa así también. ¿Y por qué desde los medios de comunicación se la sigue acusando a la Iglesia como reaccionaria y conservadora?

 

La semana pasada hubo un incidente que no podemos ignorar que es que en la conferencia plenaria de los obispos se habló de la última dictadura cívico militar y en comunicado final o en la homilía de Monseñor Arancedo hablaron de reconciliación, entonces cuál fue el problema; y que fueron ingenuo, es fuerte hablar de reconciliación, mirá que yo creo que puede haber reconciliación pero no ahora, la reconciliación necesita tiempo esto es muy reciente y la herida está abierta todavía. La iglesia cree esto y está en un documento llamado Iglesia y comunidad nacional. Es un documento de los ´80, y dice por algún punto que para que haya reconciliación tiene que haber tres elementos, primero que los que se equivocaron tienen que pedir perdón, segundo tienen que enmendar el daño causado y en tercer lugar tiene que haber justicia, si no se dan necesariamente estos tres elementos no puede haber reconciliación, por lo tanto si hay 2x1 no puede haber reconciliación. Yo que creo, que los obispos tienen graves falencias de comunicación y creo que hay medios de comunicación oportunistas y que de alguna manera comunican lo que quieren.

 

Dios eligió una familia de trabajadores para que nazca su hijo, y entre los trabajadores eligió a aquellos que trabajan el material más noble, la madera. ¿Cómo vez al movimiento obrero hoy en día?

 

Lo primero que se me viene a la cabeza es la palabra desorganizado, a ver el movimiento obrero es profundamente peronista, de eso no hay ninguna duda, entonces como decía alguno por ahí, al peronismo hay que darle un poco de tiempo y enseguida se organiza, pero a nivel diagnóstico lo veo un poco desorganizado, veo una conducción sindical fragmentada, negociadora, entregadora y eso me entristece mucho. Después por otra parte tengo la convicción de que el poder está en la masas, así que por más que vea al movimiento obrero un poco fragmentado yo no me tengo que olvidar de que ellos son los que tienen el poder y eso es la clave de interpretación,  como decía el General, “con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”. Bueno esto es cuestión de tiempo, digo, si no se organiza va a explotar la presión popular del movimiento obrero y van a poner a los dirigentes en el lugar donde los tienen que poner, muchachos asuman su roles, represéntenos como nos tienen que representar que nosotros queremos reactivar a la Patria. Porque la reactivación de la Argentina, la reactivación económica viene de la mano del movimiento obrero, de la mano del crecimiento industrial y de la mano de una industria nacional que estaba en crecida y que se chocó contra un pared neoliberal. Creo profundamente que la reactivación de la Patria no viene de la mano de la lluvia de inversiones viene de la mano del movimiento obrero.

 

¿Qué rol le das a los medios de comunicación?

 

Son constructores de poder, hoy tenés democracias posmodernas constituidas por el poder ejecutivo, el poder legislativo, el poder judicial y el poder mediático, con operaciones comunicativas, son el cuarto poder, y no nos podemos quedar en eso, no nos podemos quedar en Clarín miente y nada más, si es verdad, miente pero gobierna y… ¿Qué hacemos? No alcanza con el programa “Economía Política” valoro mucho el esfuerzo de Roberto Navarro pero se queda corto, Victor Hugo, lo escuchamos entre nosotros, está bárbaro porque te levanta el ánimo, pero no alcanza.

 

Yo creo que en esto toman lugar los comunicadores sociales. Hoy la batalla la tienen que dar los pequeños medios de comunicación, las radios de los barrios, periódicos que se reparten en los barrios. En Chingolo, donde estamos, la gente escucha a las radios de acá. Entonces hay que empezar a comunicar de verdad y con seriedad, con militancia y de un modo distinto y por los lugares donde podemos llegar.

 

¿Cuál es la foto de Sudamérica para un cura del conurbano?

 

Una realidad completamente compleja, una derecha económica que avanza queriendo llevarse todo por delante le importa muy poco todo, queriéndose llevar todo por delante, algunos populismo, y aclaro que no hablo desde el sentido negativo del populismo sino del que Ernesto Laclou, el populismo como método político, un modo de gobierno donde está el pueblo con su estructura de valores puesto en el centro de la escena política, una derecha que va en avanzada con Trump desde el norte bajando, una derecha económica con elemento populistas también, que reivindican las fronteras cerradas, las patrias chicas y en el discurso nacionalista pero en lo ejecutivo responde al poder concentrado económico, entonces bajando desde el norte desde EEUU hasta la Antártida, son muy pocos los sectores que quedan con un sistema de gobierno que tiene un modo  de vivir y de pensar distinto y son atacados,  y creo que son atacados porque quienes lo atacan les han estudiado las debilidades que las tienen  y eso permite que sean atacados, digo, no creo que Venezuela sea un sistema de gobierno perfecto ahora que es víctima de un ataque, no tengo ninguna duda, y no la conozco sino por lo que me cuentan, algunos me dicen que es el infierno otros que es el paraíso y yo les descuento el IVA e Ingresos Brutos a las dos y veo una Venezuela real, un Maduro con límites y debilidades y un montón de fortalezas también positivas y hay un poder económico global que ataca esas convicciones positivas aferrándose de las debilidades y las heridas del sistema.  Y ese ejemplo de Venezuela lo podemos trasladar u poco a toda la región.

 

¿Y a Argentina cómo la ves de cara a las próximas elecciones?

 

La victoria para octubre depende de la unidad, ahora bien, la unidad a cualquier precio me parece que no hay que darla.

 

¿A qué te referís con eso?

 

Y una unidad con el massismo me parece que sería más de lo mismo, es como decir al final lo aceptamos a Macri adentro del peronismo.

 

¿Pero no creés que hay compañeros son sumamente valorables adentro del massismo?

 

Creo que sí, pero creo que están en el lugar equivocado, no eligieron el lado peronista de la vida, entonces  creo que la victoria electoral viene de la mano de la unidad.

 

¿Y Cristina qué rol le das?

 

Fueron tan lindos los últimos doce años que le perdonamos todo. Yo me acuerdo que iba los domingos por el barrio, un olorcito asado había, ibas caminado y tocias del humo que había de la gente haciendo asado, hoy ni siquiera prenden el fuego para hacer un guiso, mirá si le voy a andar criticando que era soberbia, qué se yo… que haga lo quiera si lo que buscaba era la felicidad del pueblo y el justicialismo lo que busca es la felicidad del pueblo.

 

Cristina es la conductora del Movimiento Nacional Justicialista por naturaleza, entiendo al justicialismo desde el kirchnerismo, no se puede pensar el Justicialismo con el kirchnerismo afuera y mientras viva Cristina no puede haber otro conductor, es la conductora natural.

Destacados

 

 

“Estoy convencido que la Iglesia de Jesús es la Iglesia de los pobres”

 

“hay que leer la Evangelli Gaudium que es la primera encíclica de Francisco y es la Encíclica programática, ahí describe el proyecto político, como el plan Quinquenal”

 

“Es un Papa que viene a romper con una estructura de poder diciendo el poder es el servicio

 

“Lo cultural de lo villero no tiene que ver con el rancho de nylon y cartón sino con los valores que se están escondidos en el corazón de la gente”

 

“Estos tipos le sacaron la comida de la boca al pueblo, y eso es terrible, eso clama el cielo”

 

“El movimiento obrero es profundamente peronista, de eso no hay ninguna duda, entonces como decía alguno por ahí, al peronismo hay que darle un poco de tiempo y enseguida se organiza”

 

“Hoy la batalla la tienen que dar los pequeños medios de comunicación, las radios de los barrios, periódicos que se reparten en los barrios”

 

“Creo profundamente que la reactivación de la Patria no viene de la mano de la lluvia de inversiones viene de la mano del movimiento obrero"

 

“Cristina es la conductora del Movimiento Nacional Justicialista por naturaleza”

 

Copyright © 2017 - Periódico "El Entrevero"

Diseñado por: